Explorando la vía láctea.

El nombre lo dice todo: la industria láctea, desde una visión completamente personal.
Leche, queso, requesón, yogur, nata, mantequilla , butter oil, leche en polvo, leche condensada, leche evaporada, suero, WPC, lactosa ...

lunes, 26 de diciembre de 2011

Las propiedades de la leche.

Como os prometí, periódicamente voy a sacar un recopilatorio sobre las noticias relativas a las propiedades funcionales de la leche y productos lácteos aparecidos en los medios de comunicación desde la última entrega.




Y es que todo lo relativo a los alimento y la salud marcan una de las tendencias más importantes de estos últimos años.
Como algunas noticias colean, es perfectamente posible que el mismo estudio reaparezca una y otra vez, mis disculpas. Algún año de estos alguien hará una revisión más seria que esta, mientras tanto:
Me he encontrado con un artículo glosando las virtudes de la leche para los hombres (y me imagino que también para las mujeres), destacando los temas relacionados con la musculación, deporte, protección cerebrovascular y presión arterial.

Un poco en la misma línea, pero aquí pensando en las mujeres, se realizó un estudio sobre las bondades de la ingesta de yogures para prevenir accidentes cardiovasculares.

Porque la mala fama de los lácteos y el colesterol es un tema que se encuentra en revisión, sobre todo si ingerimos queso, posiblemente debido al aporte de calcio que dificulta la abasorción de las grasas en el tracto intestinal.

También, referido al Ca lácteo, me he encontrado con un artículo que informa de que la ingesta de Ca lácteo es preferible al que encontramos en otros alimentos en los enriquecidos, cuando de lo que se trata es de controlar el peso en las mujeres, que no en los hombres. Aunque este tema no deje de ser un tanto controvertido.

Uno de nuestros colegas del grupo, ha recogido en su interesante News Letter un estudio sobre la mejora del desempeño mental al consumir como mínimo una dosis de lácteos al día.

La mejor prueba de lo dicho anteriormente, es que si te habitúas a consumir lácteos de adolescente, también lo harás de mayor; con lo que mejoraras tus posibilidades de evitar la diabetes tipo 2 y riesgo de obesidad. Esta relación también es recogida en este enlace, achacando la bondad de los lácteos a su aporte de ácido trans-palmitoleico. 

Cambiando de tema, también he encontrado esta publicación en la que se relacionan a los lácteos con la regeneración de tejidos, jugando las proteínas y el calcio un papel importante.
Y ya para acabar: dos artículos en pro y otro más escéptico sobre el papel del yogurt de los probióticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario