Explorando la vía láctea.

El nombre lo dice todo: la industria láctea, desde una visión completamente personal.
Leche, queso, requesón, yogur, nata, mantequilla , butter oil, leche en polvo, leche condensada, leche evaporada, suero, WPC, lactosa ...

martes, 8 de marzo de 2011

Mantequilla concepto.

Desde hace bastantes años, el consumo de mantequilla se vio penalizado por el culto al cuerpo y penalizada por una total desinformación sobre sus competidores de origen vegetal. Sin embargo han ido saliendo al mercado un selecto puñado de especialidades apoyadas en conceptos vinculados al placer.

La calidad organoléptica de la mantequilla es difícilmente comparable con otros productos grasos, tanto para el consumo directo como para su uso culinario. Algunos ejemplos los encontramos en España como son la mantequilla de Soria y la de Tineo. Su diferenciación ha estado muy apoyada en el envase en lata, que las diferencia del resto, dando al producto un aire más tradicional.

Por otra parte han aparecido otra familia de “mantequillas” ligeras, fáciles de untar…, posicionadas en facilitar el consumo (ready-to-use).
Pero a seguimos teniendo, sobre todo en España asignaturas pendientes ya que aún no hemos aprendido a valorar las posibilidades del malaxado y de la incorporación de ingredientes que entren en simbiosis con la materia butírica. Buens ejemplos los encontramos elaboradala por metodos tradicionales con sal en flor o todo tipo de condimentos.

La industria española tampoco ha hecho un esfuerzo en la presentación de nuestro producto de cara a la restauración de calidad, nuestra mantequilla no se sale de la anodina pastilla y por ahí solo encontraremos el libre servicio del desayuno, olvidándonos de la comida y de la cena. Ante Beurre Bordier, nos quitamos el sombrero, pasearos por su web, es ...


Aunque para personalizaciónes de gran consumo no dudeis en visitar The Belgium Company.



Para mi centro es una asignatura pendiente no haber trabajado en ningún proyecto de este tipo, pero aún no hemos encontrado al promotor adecuado o no lo hemos sabido convencer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada